Blog

Sonali: un motivo más de orgullo

 en EmergenciaIndia

Sonali con sus compañeras de LSE

Sonali nació en Bombay hace 25 años, y hasta su segundo cumpleaños vivió con sus padres y sus dos hermanos. Pero estaban en una situación de gran precariedad, y con el objetivo de que sus hijos estuvieran lo mejor atendidos posible, los padres de Sonali tomaron la difícil decisión de enviarla a vivir con su tía, quien no había tenido hijos.

Así que nuestra protagonista, empezó una nueva vida en Chiplun, lejos de su familia. Tuvo una infancia bastante feliz, su tía la cuidaba y pudo estudiar hasta secundaria, pero antes de cumplir los 18 años su tía enfermó, y dejó los estudios para estar con ella. Unos meses después y tras la muerte de la persona que la había cuidado durante tantos años, Sonali volvió con sus padres y sus hermanos a Bombay.

Fue una época muy dura. Estaba muy triste, siempre buscaba la soledad y no quería hablar con nadie. Nuestra compañera Prafullata, al frente del proyecto para jóvenes “Life Skills Empowerment” (LSE), que busca ofrecerles el máximo de herramientas y conocimientos para vivir una vida plena y con oportunidades de futuro, conoció a su familia en una de las jornadas dedicadas a visitar las zonas en las que trabajamos, para hacer seguimiento de la situación de las familias , y para establecer nuevas relaciones. Tras conocer la situación de Sonali, Prafullata explicó a ella y a su madre el tipo de actividades que se llevan a cabo en LSE. Y unos días después, su madre decidió inscribirla.

Al principio era una joven muy callada e introvertida. Pero tras varias sesiones comenzó a abrirse. Participó en deportes y actividades. Y poco a poco se vieron los resultados de las sesiones de desarrollo de la personalidad, y los trabajos para fortalecer la confianza y la comunicación. Tras unas semanas, Sonali explicó a Prafullata que lo que le pasaba es que estaba muy enfadada con sus padres por haberla enviado con su tía de pequeña. A pesar de haber vivido bien con ella, eso le provocaba mucho dolor. A partir de este momento, Prafullata organizó varias sesiones con Sonali y con su familia, y poco a poco se fueron resolviendo todos los problemas y las faltas de comunicación y por fin, se volvió a sentir a gusto con su familia.

También a partir de ese momento, Sonali empezó a mostrar toda la fuerza, y energía que tenía en su interior. Era una gran bailarina, le encantaba el teatro, en definitiva, una buena comunicadora, divertida y alegre, con muchos intereses y cada vez con más amigos e ilusión.

Sonali trabajando en el Sion Hospital

Sonali trabajando en el Sion Hospital

En LSE también se organizan otro tipo de actividades: las visitas a instituciones como la policía, el banco, correos, o hospitales para que los chicos y chicas conozcan los recursos que tienen a su alcance. Fue en una de estas excursiones, cuando Sonali decidió que sería enfermera. En junio de 2016, comenzó a realizar cursos de enfermería e informática. Completó sus estudios en el “Expert Institute de Andheri” y realizó sus prácticas en el Rachna Hospital de Andheri y empezó a trabajar en el Rubi Hospital de Bhandup. Así fue como Sonali hizo realidad su sueño profesional, y empezó a ayudar económicamente a su familia.

En estos años, también ha habido lugar para el amor. En 2020 Sonali se casó, y siguió trabajando y con su marido. Juntos han conseguido comprar un piso pequeño, que les encanta, a cuya inauguración invitó a Prafullata. ¡Fue un día muy especial para ella!

Pero en 2020 también llegó la pandemia de la COVID-19, y en este complicado momento para todo el mundo, Sonali consiguió trabajo en el Sion Hospital, uno de los hospitales a los que actualmente estamos apoyando desde Sonrisas de Bombay, con la compra de materiales imprescindibles para poder atender a las personas ingresadas durante la segunda ola de la pandemia, que tan duramente está afectando al país, y conseguir salvar vidas. Nos llena de orgullo, saber que en el equipo cuentan con esta maravillosa profesional, una joven valiente que no se ha rendido en ningún momento y que ha conseguido salir adelante, y que seguro que va a contagiar esta energía a todas las personas a las que está atendiendo durante estas durísimas semanas.

¡Gracias Sonali, eres pura una inspiración!

También te puede interesar

Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

0