Blog

Akshay, el estudiante que lucha por conseguir sus sueños

 en Educación

El sistema educativo en la India puede volverse como una guillotina cuando los y las estudiantes cumplen los 14 años. A esa edad, la escolarización deja de ser gratuita y obligatoria, por lo que tan solo unos pocos pueden permitirse seguir estudiando para cumplir sus sueños.

Akshay se considera un afortunado desde el día que su vida se cruzó con Sonrisas de Bombay. Este futuro ingeniero, ha sido uno de los becados por el programa de Educación Superior, y su caso se suma al de los 1.148 estudiantes a los que hemos apoyado, para que pueda seguir estudiando y labrarse un futuro mejor para él y en consecuencia, para su comunidad.

El caso de nuestro protagonista es representativo de muchos ciudadanos y ciudadanas de Bombay, y se repite en bucle generación tras generación. Familias que emigran a la gran ciudad en busca de trabajo y sustento, que esperan poder darle a sus hijos una vida mejor que la que ellos han tenido… y nada más lejos de la realidad.

La familia de Akshay vive de las 14.000 rupias mensuales (unos 175 euros) que ingresan entre su padre y su madre con sus respectivos trabajos. Con estos sueldos resultaba impensable pagar las tasas de la educación superior y mucho menos que él pudiera dedicarse 100% a estudiar, sin tener la presión de traer dinero a casa: “Si Sonrisas de Bombay no me hubiera otorgado una beca, habría estado trabajando a tiempo parcial para pagar las tasas de la escuela. Esa situación habría afectado a mi rendimiento escolar y en algún momento habría abandonado los estudios”. La situación que nos cuenta nuestro protagonista, se refleja cada día en ciudades como Bombay, donde el abandono escolar alcanza tasas muy elevadas.

Akshay se considera un auténtico afortunado y anima a todos sus compañeros a asistir a las sesiones de orientación que lleva a cabo Sonrisas de Bombay: “Estoy muy agradecido por el apoyo recibido, ya que de lo contrario, tendría que haber renunciado a mis sueños. Hoy en día, hay muchos estudiantes que como yo, quieren estudiar pero, debido a la falta de recursos económicos en sus familias y orientación, se retiran en el intento. Por lo tanto, pido a Sonrisas de Bombay que siga haciendo este buen trabajo, ya que hay muchos estudiantes que están desesperados por recibir una educación pero no pueden por falta de orientación y apoyo familiar debido a los pocos ingresos que tienen”

Desde Sonrisas de Bombay, con la ayuda de todos nuestros socios y socias colaboradoras, seguiremos apostando por la educación y luchando para romper el círculo de la pobreza que estigmatiza a miles de familias generación tras generación.

#TuApoyoEsEducación

También te puede interesar

Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

0