Blog

Escuelas Sonrientes que hacen balance de curso

 en Educación para el desarrollo

El CP Rossend Montané se ha volcado como Escuela Sonriente durante este curso. ¡Muchísimas gracias!

Durante todo el curso escolar que acaba de terminar en nuestro país, el colegio público Rossend Montané, de Sant Pere Molanta (Barcelona) ha formado parte de uno de los proyectos más bonitos de Educación para el Desarrollo en Sonrisas de Bombay: el proyecto “Escuelas Sonrientes”. En Escuelas Sonrientes creamos un vínculo entre dos escuelas, una en la India y otra en España, con el fin de enriquecer, conocer dos realidades distintas pero iguales en esencia, y colaborar en nuestra acción contra la pobreza apoyando el acceso a la educación de los y las jóvenes de las comunidades en las que trabajamos en Bombay.

En el caso del Rossend Montané, la comunidad educativa ha participado durante todo el curso en distintas actividades solidarias: han vendido los limones que cultivan en la propia escuela, han organizado meriendas, un bingo, desayunos y una carrera de orientación en la fiesta fin de curso, todos ellos con fines solidarios a favor de los proyectos educativos en Bombay.

Alumnos y alumnas del CP Agro do Muiño han contribuido a mejorar la educación de los chicos y chicas de Bombay.

Otra de las escuelas participantes en Escuelas Sonrientes ha sido el CEIP Agro do Muiño de Ames (A Coruña), que organizó un mercadillo solidario en el que también participó toda la comunidad educativa y las familias de los niños y niñas del colegio. El mercadillo contaba con libros, ropa nueva y de segunda mano, juguetes, menaje, aparatos electrónicos, puzzles… y los fondos obtenidos se destinarán a que el alumnado de la escuela beneficiaria en Bombay pueda cursar el último curso de primaria (equivalente a sexto de primaria aquí).

 

El momento de la vídeollamada es siempre emocionante.

Uno de los momentos más emocionantes del curso es cuando se comunican ambas escuelas, la de aquí y la de Bombay, por medio de una vídeollamada. Un momento esperadísimo, divertidísimo y muy enriquecedor. Ambos alumnados en los dos colegios disfrutaron y aprendieron una importante lección de vida que no suele enseñarse en los libros.

Una vez más, los chicos y chicas de Vilanova y de Amós consiguieron darse cuenta de lo mucho que tenemos en común y lo poco que nos separa respecto a los chicos y chicas de su misma edad en los barrios más desfavorecidos de Bombay. ¡Muchísimas gracias a todos y todas los que habéis formado parte de esta enriquecedora actividad! Una vez más, avanzamos en demostrar que podemos hacer mucho para construir un mundo más justo.

También te puede interesar

Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

0