Blog

Demolida la comunidad de Jai Bhim Nagar, donde viven más de 350 niños de familias sin hogar

 en Desarrollo socioeconómico, Niños de la calle

El pasado fin de semana la comunidad de Jai Bhim Nagar, en Powai, fue demolida y más de 3.500 personas perdieron el lugar en el que habían vivido durante los últimos años. Esta es una de las zonas en las que trabaja nuestro proyecto Smiling Bus, que acerca servicios básicos de educación y salud a niñas y niños de familias sin hogar. Nuestro equipo trabaja incansablemente para localizar y ayudar a las familias beneficiarias y que ningún niño o niña sea víctima de la trata.

Un conflicto de más de 30 años

Esta es una comunidad marginal y muy aislada debido a su ubicación. Está situada dentro de un complejo de lujo, rodeada por algunas de las viviendas más caras de todo Bombay. Su ubicación es también una de las razones principales de un prolongado contencioso entre sus habitantes y la empresa dueña del espacio. Desde 1990, la comunidad fue creada para proporcionar una instalación residencial para las personas que trabajaban en las construcciones, pero en 2014 se reclamó el terreno para el desarrollo de nuevos proyectos residenciales. En consecuencia, dado que hay familias que viven desde hace dos generaciones, la comunidad pidió alternativas de reubicación. Tras muchos años en los tribunales, el pasado 8 de junio la constructora procedió a la demolición de la comunidad.

La comunidad de Jai Bhim Nagar Powai está compuesta por alrededor de 600 hogares y de 3.500 personas. Se estima que 350 niños están en situación de calle. La empresa constructora proporciona agua potable e instalaciones sanitarias gratuitas, y la gente tiene que pagar por la electricidad. Todas las casas están hechas de láminas de hierro y el tamaño de cada casa no supera los 10 metros cuadrados. La mayoría de la gente de la comunidad trabaja para la empresa local como trabajadores de la construcción, ascensoristas, personal de limpieza, servicio doméstico y demás servicios básicos necesarios para mantener el complejo. Los niños de la comunidad asisten a la escuela municipal ubicada cerca de la comunidad.

La actuación de Sonrisas de Bombay ante la demolición

Después de la demolición, la comunidad está intentando organizarse para encontrar otro espacio donde vivir para que no tengan que pernoctar en las calles. El equipo del Smiling Bus, que conoce bien a los niños y niñas beneficiarias del proyecto y a sus padres, está trabajando para mantener el contacto con las familias y los niños y niñas, para que ninguno de ellos pueda ser víctima de las mafias de la trata de personas. Desgraciadamente, este es un problema que ocurre muchas veces con muchas de las comunidades con las que colabora Sonrisas de Bombay, y es Bombay es una ciudad en continuo cambio y el equipo que trabaja sobre el terreno se encarga de detectar nuevas localizaciones donde hacer llegar el Smiling Bus según las necesidades identificadas.

Desde Sonrisas de Bombay intentamos localizar y ayudar a las familias beneficiarias sin hogar para que puedan encontrar un lugar seguro donde vivir y los niños y niñas puedan seguir asistiendo a la escuela y recibiendo educación, un factor muy importante para que tengan oportunidades en el futuro y no sean víctimas de trata.

Post relacionados

Comentarios

Dejar un comentario

0