Blog

Jyoti: “La Sonrisa de Jaume y la de Bombay están muy conectadas”

 en Sensibilización

Ya hemos hablado algunas veces de nuestra colaboradora Jyoti Chugani Moorjani, con quien hemos organizado varios eventos solidarios. Hoy tenemos la oportunidad de conocer su más sincero lado solidario en esta entrevista personal.

Por Anna Espelt

Jyoti es una persona emprendedora, apasionada y comprometida con la India y los proyectos de Sonrisas de Bombay.

Cuéntanos un poco sobre ti… ¿Quién es Jyoti?

Jyoti es una mujer criada en la India, bloguera gastronómica y educadora en valores humanos. Además, dedico mi tiempo libre a participar y organizar eventos benéficos para ONG con las que veo representados los valores éticos y morales con los que me identifico. Las actividades que organizo en los eventos son muy diversas, desde brunchs solidarios hasta talleres de pintura. Son eventos para todos los públicos.

Gracias a las personalidades que he ido conociendo desde que me mudé a Barcelona hace 25 años y también gracias a mi blog, puedo hacer este tipo de eventos, conectar a gente y contribuir a impulsar proyectos con fines sociales como los de Sonrisas de Bombay. Cosa que me satisface y me alegra profundamente como ser humano.

 

¿Por qué crees que es importante organizar eventos con fines sociales? ¿Qué te motivó?

Por un lado, todo proviene de mi infancia, de mi familia y de los valores de solidaridad, ayuda y empatía que me han trasmitido desde que era pequeña. Al ver las injusticias que tienen lugar cada día en nuestro mundo y tener la capacidad de contribuir a remediarlas, no me pude quedar de brazos cruzados, tenía que actuar y aportar mi granito de arena. Los valores de cooperación, altruismo y solidaridad deben ser los valores humanos con los que progresemos como sociedad.

Por otro lado, a partir de la crisis empecé a notar una predisposición a contribuir en causas sociales por parte de diferentes sectores de la sociedad. Mucha gente comenzó a estar predispuesta a ceder su espacio para organizar eventos solidarios. Actualmente, el público los recibe cada vez mejor y participa, se hace socia y colabora con las ONG. Cosa que me ayuda y me anima a continuar haciéndolo. Ahora tengo proyectos en curso, como la continuación del proyecto 12 meses 12 causas que empecé el año pasado y voy a seguir el que viene, colaborando con varias ONG, que actúan tanto aquí como en otros sitios del mundo.

 

¿Por qué escogiste Sonrisas de Bombay como una de tus entidades colaboradoras?

En primer lugar, por mis orígenes. Crecí en la India y conozco de primera mano la situación de desigualdad económica y social, de pobreza, que se sufren en los barrios más marginales. Por eso creo que el trabajo que realiza Sonrisas de Bombay es muy necesario y nosotros, como ciudadanos capacitados para ayudar, tenemos el deber moral de contribuir a mejorar esa situación.
En segundo lugar, porque había escuchado hablar de la figura de Jaume Sanllorente y el bonito trabajo que estaba llevando a cabo en la India. Todo eso me ayudó a colaborar con vosotros y aportar mi granito de arena a una buena causa.

 

¿Qué destacarías de la India y del trabajo que realiza Sonrisas en terreno?

Como hago habitualmente, el mes pasado volví a la India pero esta vez con la oportunidad de conocer en primera persona cómo trabaja la organización con los niños y niñas en los slums de Bombay y los proyectos que impulsa. Visité escuelas, hospitales y las oficinas de la organización y me di cuenta que el trabajo que realizaban salía del corazón y que además, estaba produciendo resultados muy positivos para la comunidad. Destacaría el proyecto GIRL, que está ayudando verdaderamente a las niñas a poder continuar sus estudios y a tener las herramientas para construirse un futuro digno y una vida en condiciones. La educación es muy necesaria.

Por otro lado, otra de las cosas que me asombró y me alegró profundamente fue la conexión que vi entre los miembros de la comunidad y el personal de Sonrisas de Bombay. En la India todo el mundo muestra una sonrisa en su rostro, pase lo que pase y tengan lo que tengan, es su filosofía de vida, y Sonrisas de Bombay la transmite totalmente en sus proyectos. La Sonrisa de Jaume y la de Bombay están muy conectadas.

 

Muchas gracias por tus palabras y tus sinceras reflexiones, Jyoti. Si quieres puedes mandarle un mensaje a nuestros lectores.

Sólo que piensen en lo que sucede en el resto del mundo y se animen a contribuir a mejorarlo. Muchas gracias por la entrevista.

También te puede interesar

Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

0