Blog

¡Inauguramos el Smiling Bus!

 en Niños de la calle

Hoy es un día importante para Sonrisas de Bombay, porque inauguramos un innovador proyecto para atender a los niños y niñas que viven en las calles de la ciudad. Smiling Bus es un autobús itinerante que recorrerá las zonas de la ciudad donde existe más concentración de niños sin hogar, en concreto las estaciones de Borivali y Wadala, el vertedero de Bhandup y Kamathipura, conocido como “el barrio de las luces rojas”.

En el autobús, los equipos de Sonrisas de Bombay facilitarán varios servicios básicos de atención. Por ejemplo, educación informal, con actividades de aprendizaje elemental, ya que la mayoría de estos niños no pueden acceder a la educación primaria porque no han pasado por preescolar y carecen de documentos de identidad. Por esa razón, el Smiling Bus también se ocupará de identificarlos y gestionar su documentación, con el fin de que puedan acceder a servicios públicos básicos.

Además, el Smiling Bus también facilitará un servicio de atención a la salud y necesidades nutricionales de los niños sin hogar, con el fin de paliar una situación que afecta a su salud, como es vivir en la calle. Enfermedades, desnutrición o adicción a sustancias son algunas de las circunstancias con las que conviven estos pequeños y sus familias.

Hemos bautizado al autobús como Smiling Bus porque queremos transmitir alegría y esperanza a los niños más vulnerables. Después de meses de trabajo construyendo el autobús desde cero, hemos conseguido terminarlo, pintarlo y ponerlo en circulación. ¡Ahora sólo queda que comience a rodar!

Se calcula que en Bombay existen más de 37.000 niños y niñas que viven en la calle, bien porque sus familias no tienen un hogar,o porque son menores de edad no acompañados que han llegado a la ciudad para tratar de subsistir. En ambos casos se trata de niños en situación de extrema pobreza que sobreviven de la mendicidad, la venta ambulante o buscando chatarra en los vertederos, cuando no son captados por mafias para traficar con ellos y explotarlos de diferentes formas.

Con este proyecto, esperamos atender de forma habitual al menos a 100 niños que viven en la calle, pero a muchos más de manera puntual. “Mediante estas visitas periódicas, formaciones y chequeos médicos intentamos crear un vínculo de confianza entre los equipos y los niños, ya que son niños en constante movimiento y no es fácil establecer un contacto habitual con ellos”, afirma Jaume Sanllorente, fundador de la ONG. “En total, de manera puntual o periódica, esperamos llegar a más de 3.000 niños y a sus familias”, añade Sanllorente.

También te puede interesar

Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

0